El director del CDC, Armando Flores, hace un llamado a las autoridades para que se apliquen las leyes en el tema del etiquetado del agua envasada.
El director del CDC, Armando Flores, hace un llamado a las autoridades para que se apliquen las leyes en el tema del etiquetado del agua envasada.
Martes 20 de noviembre de 2007
El floreciente negocio del agua envasada
El CDC presenta un libro con el estudio sobre el lucrativo mercado del agua envasada en El Salvador.
Comparte este articulo en:
Compartir en Buzz Compartir en delicious Compartir en Facebook Compartir en linkedin Compartir en myspace Compartir en twitter

A pesar de que en El Salvador existe un vertiginoso mercado de agua embotellada, esta temática no ha sido objeto de estudios a profundidad.

Empresas envasadoras registradas, ubicación geográfica, origen del agua, precios y marco regulatorio aplicable, son algunos de los temas de interesante reflexión y análisis.

En base a lo anterior, el Centro para la Defensa del Consumidor (CDC) decidió analizar este mercado y a continuación se presentan los principales hallazgos.

La investigación tomó como referencia el Registro de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), en el cual se encuentran registradas 89 empresas que se dedican a comercializar 100 marcas de agua envasada, de las cuales se pudo identificar 61 empresas nacionales, 7 empresas importadoras y 21 empresas que no se logró determinar su origen.

Para verificar el etiquetado e identificar la fuente de agua utilizada de las distintas marcas de agua envasada, se realizó un muestreo aleatorio en 34 marcas; las presentaciones analizadas fueron, principalmente, las bolsas y botellas con agua que contienen entre 330 ml y 1 litro.

También se desarrolló un sondeo de los precios impresos en 62 recipientes correspondientes a 25 marcas y 12 diferentes tipos de presentaciones. Para lograr el anterior objetivo se visitaron en forma aleatoria 33 canales de distribución formales (Ej.: depósitos de bebidas y supermercados) y 29 canales informales (Ej.: ventas ambulantes y pequeñas tiendas), en los siguientes municipios del país: Aguilares, Chalatenango, Chinameca, San Luis Talpa, Cojutepeque, Jiquilisco, Mejicanos, El Triunfo, Santa Tecla, Santa Ana, San Vicente, San Miguel, San Salvador y Zacatecoluca.

A continuación se presentan algunas de las conclusiones a las que se pudo llegar a partir del análisis de la información obtenida en la investigación:

  1. Del total de empresas registradas como envasadoras de agua, se logró identificar que al menos 61 son empresas envasadoras nacionales, de las cuales, 48 empresas (el 79%), están ubicadas en 4 departamentos del país: San Salvador (26 empresas), San Miguel (8 empresas), La Paz (7 empresas), La Libertad (7 empresas).
  2. Esta investigación determinó que 20 marcas de agua envasada, que representan el 58.8% del total de marcas analizadas, no cuentan o no informan de manera clara la fecha de vencimiento del producto, lo que representa violación a la Ley de Protección al Consumidor.
  3. Se pudo determinar que 21 marcas (61.8% de la muestra) informan con claridad sobre cuál es la fuente del agua que envasan, 11 marcas (32.35% de la muestra) tienen como fuente a la red pública de agua potable y 10 marcas (29.41%) informan que su fuente son los manantiales y agua subterránea. De las restantes 12 marcas incluidas en la muestra, 5 marcas (14.7% de la muestra) informan que envasan "agua natural" o que tienen una "fuente natural" y 8 marcas (23.5% de la muestra) no especifican cuál es la fuente del agua que envasan.
  4. Al comparar el precio del litro de agua vendido por una marca de agua importada (Evian) en comparación al precio de una marca nacional (La Fuente), se estableció que la marca extranjera tiene un precio de 442.8% más caro que la marca nacional.
  5. En el caso del agua envasada de 5 galones, el precio mínimo encontrado fue de US$1.50 (marcas Ecopura y Kastle Pure) y el precio máximo fue de US$1.83 (Agua Fresca y Agua Pura), existiendo entre ellos una diferencia del 22%.
  6. Seis centavos de dólar ($0.06) es el pago que las empresas envasadoras pagan a ANDA por cada 1000 litros que extraen de los nacimientos o aguas subterráneas, una cantidad infinitamente inferior a los doscientos cuarenta dólares ($240.00) que representa la venta al detalle de 1000 litros de agua envasada, a un promedio de doce centavos de dólar ($0.12) la bolsa de agua de 500 ml.
  7. En el caso de las empresas que utilizan la red pública de agua para envasar y posteriormente comercializar este recurso, ANDA les aplica la tarifa de noventa centavos de dólar ($0.90) por metro cúbico de agua consumida (equivalente a 1000 litros); una cantidad ínfima comparada con los doscientos cuarenta dólares ($240.00), que produce la venta de 1000 litros de agua envasada al detalle en bolsa.
  8. El gasto en agua de una familia promedio en El Salvador (consumo de 33 metros cúbicos de agua al mes), puede fácilmente incrementarse de $8.74 (precio según tarifa de ANDA) a $15.54, como resultado de incluir el gasto mensual que representa el consumo de por lo menos 4 garrafones (5 galones cada uno) de agua embotellada; dicha cifra que es un 8.9% del salario mínimo en el comercio y servicios.

En base a lo antes expuesto, el CDC llama a la población a no continuar consumiendo agua envasada, y en su lugar demandar que las empresas estatales, municipales o privadas garanticen el suministro de agua potable de calidad.

A las entidades del Estado se les solicita:

  1. Que la Defensoría del Consumidor y el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social cumplan con sus responsabilidades legales en la vigilancia del etiquetado y la calidad del agua envasada.
  2. Que la Asamblea Legislativa apruebe las propuestas ciudadanas de Ley General de Agua y Ley de Agua Potable y Saneamiento, a fin de lograr una eficaz regulación del uso y del servicio de agua e el país.